Comercio electrónico : , ,

Pensemos en la ciberseguridad latinoamericana

El siglo XX nos dejó a los latinoamericanos muchas frustraciones respecto de la integración regional. De la euforia inicial en ciertos sectores económicos por el ALCA o iniciativa de las Américas bajo la égida y el modelo norteamericano pasamos a los tratados de libre comercio suscritos por algunos países con la mira puesta en intereses particulares de cada estado signatario. La integración pasó al cuarto de sanalejo o por lo menos dejó de ser una prioridad en la agenda del continente.

El Comercio Electrónico es uno de los temas en el que la idea de integración nos podría generar mayor competitividad y productividad, en general, el fin de mayor desarrollo económico. Sin embargo, no está en la prioridad de la OEA, ni de ALADI ni de Mercosur tampoco de la Comunidad Andina. Es una lástima perder esa oportunidad como bloque económico y consolidar los canales electrónicos para la circulación de bienes y servicios. Todavía es tiempo de priorizar y ojalá las instituciones reaccionen.

Parece ahora que los desafíos que despuntan en el siglo XXI para el continente son la ciberseguridad y la ciberdefensa. En ambos casos se requiere una coordinación pública y privada que redunde en una mayor protección digital para los ciudadanos, las empresas y los Estados.

Desde esta columna, con la perspectiva académica, propugnamos por los siguientes propósitos:

a. una agenda regional sobre ciberseguridad y ciberdefensa que recoja las particularidades de la región. Reconociendo la preponderancia tecnológica de los Estados Unidos, definir el rol de los demás países del Río Grande para abajo.

b. Integrar los objetivos de ambas materias en una convergencia institucional que abarque las agendas de todos los protagonistas de la integración regional.

c. Reconocer la necesidad de cooperar con otros bloques económicos pero conservando la autonomía y la independencia que permita desarrollar propósitos de una ciberseguridad y ciberdefensa global.

d. Construir principios comunes que permitan trazar una hoja de ruta continental con metas y objetivos definidos.

e. Crear una Agencia Latinoamericana de Ciberseguridad y Ciberdefensa que permita alinear los objetivos, optimizar presupuestos y unificar la estratégica a escala continental.

Esperamos que nuestra Cancillería lidere esta iniciativa y el Ministerio de Defensa en la era del posconflicto sea adalid de esta idea fundamental para nuestra integración en el siglo XXI. La confianza, la seguridad y la capacidad de defensa deben respetar los derechos fundamentales y las garantías ciudadanas que caracterizan el sistema regional de los derechos humanos y que deben ser el punto de partida para un mercado digital y una sociedad de la información latinoamericana.

Compartir
Las opiniones y puntos de vista expresados en este Blog son de exclusiva responsabilidad de los autores de cada “Entrada” y no representan ni los puntos de vista de la Universidad Externado de Colombia (en adelante la “Universidad”) ni de su Departamento de Derecho de los Negocios (en adelante el “Departamento”). Se autoriza la reproducción de cualquier parte de los contenidos divulgados solamente con fines educativos, siempre que se cite la fuente.