Contratación y resolución de controversias internacionales :

OMC Publica informe definitivo sobre el tercer paquete energético de la Unión Europea

Por: Daniela Abril Algarra

27 de septiembre de 2018

El Grupo Especial de la Organización Mundial del Comercio, en el caso presentado por la Federación Rusa contra la Unión Europea y sus Estados miembros – Ciertas medidas relativas al sector energético – confirmó que los principios clave del Tercer Paquete Energético de la UE son legales, pero concluyó que algunas condiciones, incluyendo el acceso al oleoducto OPAL, no están en línea con las normas de la OMC.

El 30 de abril de 2014, la Federación de Rusia solicitó la celebración de consultas con la Unión Europea y sus Estados miembros con respecto a las medidas relativas al sector de la energía mantenidas mediante las Directivas y Reglamentos del denominado “tercer paquete energético”.

El tercer paquete energético, consiste en un conjunto de medidas de la UE para conformar un mercado integrado y competitivo de la energía como la forma más rentable de garantizar un suministro seguro y asequible a los ciudadanos y a las empresas[1]. El principal argumento de Rusia fue que el Tercer Paquete Energético y el Reglamento RTE-E discriminan de jure y de facto los servicios y proveedores de servicios rusos y al gas de origen ruso.

 

Este mapa muestra las rutas generales de los principales gasoductos que atraviesan Ucrania y la dependencia energética de la UE respecto de Rusia.
Fuente: CNN (2014) Sanctions on Russia: Would World Cup boycott hit harder? Recuperado de: http://edition.cnn.com/2014/03/20/business/russia-eu-sanctions-economy/index.html
Diseño: Inez Torre/CNN

 

En total, las medidas impugnadas corresponden a siete categorías, identificadas como la medida de separación, la medida de exención de infraestructura, la medida de certificación de terceros países, la medida RTE-E, la medida relativa a organismos públicos, la medida de GNL y la medida de redes de gasoductos previas, no obstante, respecto de la medida relativa a organismos públicos, la medida de GNL y la medida de redes de gasoductos previas, el Grupo Especial consideró que las pruebas presentadas, no constataban las inconsistencias con el derecho de la OMC alegadas por Rusia.[2] A continuación, un sumario de los puntos más importantes del informe del grupo especial:

  1. Medida de separación

La medida de separación,  rige la segmentación de las actividades de producción y suministro de gas natural y es aplicable solo respecto de las llamadas empresas de gas natural integradas verticalmente que, por definición, realizan ambos tipos de actividades, Rusia impugnó la medida de separación establecida en la Directiva 2009/73/CE, así como la medida de separación en su aplicación en la legislación nacional de Croacia, Hungría y Lituania, por ser incompatible con las obligaciones en materia de no discriminación establecidas en el párrafo 1 del artículo II del AGCS y el párrafo 1 del artículo I y el párrafo 4 del artículo III del GATT de 1994. [3]

El párrafo 1 del artículo II del AGCS, establece que: cada Miembro otorgará inmediata e incondicionalmente a los servicios y a los proveedores de servicios de cualquier otro Miembro un trato no menos favorable que el que conceda a los servicios similares y a los proveedores de servicios similares de cualquier otro país, [4] en este contexto,  el Grupo Especial estuvo de acuerdo con Rusia en que las condiciones de competencia se modifican para los proveedores de servicio transporte por gasoductos en los diferentes modelos de separación, ya que el modelo de separación patrimonial impone la necesidad jurídica de que las empresas opten entre producir y suministrar gas natural o prestar servicios de transporte por gasoductos, sin embargo, el Grupo Especial constató que Rusia no había demostrado que el uso de modelos de separación diferentes en el conjunto de la Unión Europea diera lugar a una discriminación de facto contra los proveedores rusos de servicio de transporte por gasoductos, ya que estos están sujetos a ambos modelos de separación.

 

  1. Medida de separación en la legislación nacional de Croacia y Lituania.

Rusia alegó que en la legislación nacional de aplicación de Croacia y Lituania, la medida de separación impone una limitación inadmisible del número de proveedores de servicios. Con respecto a Croacia, el Grupo Especial constató que la designación de una determinada entidad como gestor de la red de transporte de gas no significa que no se permita a otras entidades operar en el mismo mercado. Con respecto a Lituania, el Grupo Especial constató que Rusia no había demostrado que en virtud de la legislación nacional se haya establecido la entidad como monopolio para la prestación de servicios de transporte de gas. En consecuencia, el Grupo Especial concluyó que Rusia no había demostrado que la medida de separación establecida en las leyes nacionales de Croacia y Lituania imponga una limitación cuantitativa inadmisible del número de proveedores de servicios, en forma de monopolio o de proveedores exclusivos de servicios, en el sentido del párrafo 2 a) del artículo XVI del AGCS.[5]

  • Medida de exención de infraestructuras

Esta medida permite a las autoridades pertinentes eximir a determinadas categorías de infraestructura de gas natural, que satisfagan condiciones especificadas, de las normas de la Directiva sobre separación, acceso de terceros y regulación de tarifas. Rusia impugnó la medida aduciendo que infringía el párrafo 1 del artículo I, el párrafo 3 del artículo X y el párrafo 1 del artículo XI del GATT de 1994, así como el párrafo 1 del artículo II del AGCS.[6]

Rusia impugnó la supuesta aplicación incoherente o discriminatoria de la medida de exención de infraestructuras, en virtud del apartado 1 del artículo I del GATT de 1994 y del apartado 1 del artículo II del AGCS, refiriéndose a los detalles del análisis realizado por la Comisión Europea y las autoridades nacionales de reglamentación en determinadas decisiones individuales de exención de infraestructuras. El Grupo Especial consideró que esas pruebas eran insuficientes para demostrar que las autoridades competentes aplicaban de hecho la medida de manera incoherente o discriminatoria y, por lo tanto, no constató ninguna violación.

Por otro lado, y en atención al párrafo 1 del artículo XI del GATT de 1994[7], en principio,  ninguna parte contratante impondrá ni mantendrá prohibiciones ni restricciones a la importación de un producto del territorio de otra parte contratante o a la exportación o a la venta para la exportación de un producto destinado al territorio de otra parte contratante, ya sean aplicadas mediante contingentes, licencias de importación o de exportación, o por medio de otras medidas, en este contexto, Rusia impugnó dos condiciones establecidas en la decisión de la Comisión Europea de exención de infraestructuras relativa al gasoducto OPAL:

  1. El límite máximo de capacidad del 50% (La regulación del gasoducto OPAL, permite a Gazprom utilizar sólo el 50 % de su capacidad total para transportar su producto)[8]
  2. El programa de cesión de gas que exige que Gazprom y sus empresas vinculadas cedan 3.000 millones de metros cúbicos de gas al año para superar ese límite máximo.

Rusia adujo que esas condiciones dan lugar de facto a una restricción cuantitativa del volumen de gas natural ruso importado. El Grupo Especial confirmó la alegación de Rusia y constató que las dos condiciones impugnadas impuestas al conceder la exención de infraestructura al gasoducto OPAL limitan las oportunidades de competencia para la importación de gas natural ruso en la Unión Europea. [9]

 

  1. Medida de certificación en relación con terceros países

Esta medida, exige a los propietarios y gestores de redes de transmisión de gas natural controlados por una persona o personas de un tercer país o terceros países que demuestren que su certificación no pondrá en riesgo la seguridad del suministro energético de la Unión Europea.[10] Rusia impugnó esta medida al amparo del párrafo 1 del artículo II del AGCS e impugnó la medida de certificación en relación con terceros países en su aplicación en la legislación nacional de Croacia, Hungría y Lituania al amparo de los párrafos 1 y 5 a) del artículo VI y el artículo XVII del AGCS.

Rusia señaló que la Comisión Europea exigió una evaluación de la seguridad del suministro energético cuando examinó los proyectos de decisiones de certificación de las autoridades reguladoras nacionales relativos a determinados proveedores de servicio de transporte rusos y emitió dictámenes al respecto, pero no exigió tal evaluación en el caso de las certificaciones relativas a determinados proveedores de servicio de transporte por gasoductos de otros países no miembros de la UE. El Grupo Especial consideró que las pruebas presentadas por Rusia, que consistían en determinadas decisiones de certificación individuales, no parecían afectar a ningún proveedor de servicios de transporte por gasoductos ruso y que las pruebas no indicaban que las autoridades pertinentes discriminaran de facto contra esos proveedores de servicios al aplicar la medida de certificación en relación con terceros países. El Grupo Especial concluyó, por consiguiente, que Rusia no había establecido una presunción prima facie de infracción del párrafo 1 del artículo II del AGCS.

No obstante, con respecto a la medida de certificación en relación con terceros países en su aplicación en las leyes de aplicación nacionales de Croacia, Hungría y Lituania, ambas partes estaban de acuerdo en que la medida, de jure, infringe la obligación de trato nacional del artículo XVII del AGCS al exigir una evaluación de la seguridad del suministro de energía previa a la certificación de los gestores de redes de transporte de terceros países, pero no de la de los nacionales. [11]

 

  1. Medida de RTE-E.

 

Esta medida, se refiere a los criterios que enuncia Reglamento RTE-E para la designación de determinados proyectos de infraestructura como proyectos de interés común. Las alegaciones de Rusia en virtud del apartado 1 del artículo I y del apartado 4 del artículo III del GATT de 1994 se basaban en el argumento de que los criterios utilizados para seleccionar los IPC son discriminatorios para el gas natural ruso. Sostuvo que el objetivo subyacente al criterio de “diversificación del suministro de gas” de la medida, es reducir el suministro y la transmisión de gas natural ruso importado a la Unión Europea y dentro de ella.

 

Finalmente, el Grupo Especial consideró que, dada la condición de Rusia como principal proveedor de gas natural a la Unión Europea y único o predominante en varios Estados miembros de la Unión Europea, el criterio de “diversificación del suministro de gas” implicará, en muchos casos, el desarrollo de infraestructuras destinadas a conectar a determinados Estados miembros de la Unión Europea con fuentes de suministro de gas natural distintas de Rusia. El Grupo Especial llegó a la conclusión de que la medida RTE-E ofrece condiciones más favorables para el transporte de gas natural de cualquier origen que no sea el ruso y, por lo tanto, consideró que es incompatible con el apartado 1 del artículo I y el apartado 4 del artículo III del GATT de 1994.

 

 

 

 

 

Fuente: Tradepolicy. (2018) WTO: RUSSIA AGAINST EU OVER REGULATIONS IN THE ENERGY SECTOR.
Recuperado de: https://tradepolicy.wordpress.com/2016/04/11/wto-dispute-russia-against-eu-over-regulations-in-the-energy-sector/

La Comisión Europea calificó el informe como un importante resultado que aseguró los elementos centrales del Tercer Paquete Energético, afirmando que: “La Comisión analizará ahora en detalle el fallo, en particular en lo que se refiere al  número limitado de cuestiones en las que todavía no se ha reconocido la compatibilidad de la política energética de la UE con las normas de la OMC”.[12]

 

Por su parte, El Ministerio de Economía de Rusia dijo que las partes del fallo que lo favorecieron ayudarían a cambiar las normas que crearon obstáculos para los proveedores rusos en el mercado de la UE, tanto en la legislación de la UE como en la legislación de sus países miembros individuales.[13]

 

 

 

 

[1] PARLAMENTO EUROPEO. Fichas técnicas sobre la Unión Europea. (2018). El mercado interior de la energía. Recuperado de: http://www.europarl.europa.eu/factsheets/es/sheet/45/el-mercado-interior-de-la-energia

[2] TRADE LAW GUIDE. (2018) Report of the Panel released: European Union and its member states – Certain measures relating to the energy sector-

[3] THE WORLD TRADE ORGANIZATION. (2018) DS476: European Union and its Member States — Certain Measures Relating to the Energy Sector. Recuperado de: https://www.wto.org/english/tratop_e/dispu_e/cases_e/ds476_e.htm

[4] Párrafo 1 del artículo II del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.

[5] Párrafo 2 a) del artículo XVI del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios: En los sectores en que se contraigan compromisos de acceso a los mercados, ningún Miembro mantendrá ni adoptará, ya sea sobre la base de una subdivisión regional o de la totalidad de su territorio, a menos que en su Lista se especifique lo contrario: a) limitaciones al número de proveedores de servicios, ya sea en forma de contingentes numéricos, monopolios o proveedores exclusivos de servicios o mediante la exigencia de una prueba de necesidades económicas.

[6] Ibid.

[7] Párrafo 1 del artículo XI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT de 1947).

[8] RT. (2018). Fair enough: WTO ruling welcomed by both sides in case made by Russia over EU energy market Access. Recuperado de: https://www.rt.com/business/435674-wto-ruling-gazprom-eu/

[9] THE WORLD TRADE ORGANIZATION. Op. cit.

[10] EUROPEAN COMMISSION. Op. cit.

[11] THE WORLD TRADE ORGANIZATION. Op. cit.

[12] EUROPEAN COMISSION. Press Release Database. (2018) Commission welcomes WTO ruling confirming lawfulness of core principles of the EU third energy package. Recuperado de: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-18-4942_en.htm Traducción hecha por el autor.

[13] Новости. (2018) WTO took a decision on the “Third Energy Package” Recuperado de:  http://csved.ru/en/news/wto-took-a-decision-on-the-third-energy-package/

Compartir
Las opiniones y puntos de vista expresados en este Blog son de exclusiva responsabilidad de los autores de cada “Entrada” y no representan ni los puntos de vista de la Universidad Externado de Colombia (en adelante la “Universidad”) ni de su Departamento de Derecho de los Negocios (en adelante el “Departamento”). Se autoriza la reproducción de cualquier parte de los contenidos divulgados solamente con fines educativos, siempre que se cite la fuente.