Negociación y contratacion internacional :

10 datos que no sabías sobre la corrupción en Colombia

Por: Derecho de los Negocios

17 de agosto de 2018

Colección Así habla el Externado: el lunes 13 de agosto la Universidad Externado lanzó la colección de cuatro tomos: “Así habla el Externado: La corrupción en Colombia”, acá te contamos los 10 datos más relevantes de este importante estudio:  

  1. Cifras recientes muestran que los tipos de corrupción más frecuentes en Colombia por el número de sanciones son el soborno, la apropiación de bienes públicos, la extorsión y el nepotismo. Entre 2009 y 2016 hubo en total 3.966 casos de corrupción registrados en el sistema penal oral acusatorio y 326 sanciones disciplinarias relacionadas con corrupción.
  2. La variación en los índices de percepción de la corrupción muestra que no hay una tendencia definida que permita afirmar que Colombia está mejor que antes. En 1995, primer año que Transparencia International realizó la medición sobre percepción de la corrupción, Colombia obtuvo una calificación de 34 sobre 100; 100 es la no percepción de corrupción. En el último reporte del año 2016, Colombia figura en el puesto 90 con una calificación de 37 sobre 100. Han transcurrido veinte años en los que no ha cambiado significativamente su posición.
  3. De acuerdo con el Índice de Transparencia 2015, “la corrupción sigue siendo generalizada en todo el mundo”. Más de dos tercios de los 168 países participantes en el estudio “obtuvieron una puntuación inferior a 50, en una escala de 0 (percepción de altos niveles de corrupción) a 100 (percepción de ínfimos niveles de corrupción”. En este Índice, Colombia se situó en el puesto 83, con 37 puntos. Además, al analizar los resultados del índice de percepción de Colombia entre el 2005 y el 2015, se encuentra que este ha oscilado entre 30 y 40 puntos, correspondiendo el mayor puntaje al año 2005, el menor al año 2011 y en el 2015 fue de 37.
  4. La corrupción representa alrededor de 1,6 % del producto interno bruto (PIB) (unos nueve billones de pesos anuales), según la Procuraduría General de la Nación. Por su parte, el Departamento Nacional de Planeación calcula que entre 1991 y 1996 los costos directos de los sobornos fueron de $ 742.000 millones anuales, correspondientes a 0,01 % del PIB. Cálculos de Transparencia Internacional estiman que el setenta por ciento del presupuesto estatal en Colombia se ejecuta mediante contratos. La Dirección de Regalías del Departamento Nacional de Planeación reportó en 2010 a los órganos de control 21.681 irregularidades en la ejecución de los recursos entre 2005 y 2010. Y según Maldonado, en 2009 se reportaron casos de funcionarios corruptos en 750 entidades territoriales, con un detrimento de cuatro billones de pesos en regalías.
  5. Gómez y Gallón analizan las principales causas de corrupción en Colombia: debilidad de los sistemas de planeación y control; alta discrecionalidad en las decisiones de los funcionarios públicos; monopolio en la prestación de servicios por el Estado y falta de transparencia de información y procedimientos; débiles sanciones, que constituyen incentivos para las conductas corruptas; bajos salarios públicos; y burocracia clientelista. Según el Documento Conpes 3186 de 2002, la contratación pública participó en dieciséis por ciento del PIB en el periodo 1992-1996, y fue de veinte por ciento en 1996. Durante este periodo la contratación creció en promedio dieciocho por ciento frente a seis por ciento de la demanda agregada. La contratación del sector público por tipo de demanda se distribuyó así en 1999: de consumo final (63 %), de consumo intermedio (2 %) y de inversión (35 %).
  6. En Colombia, en particular, la corrupción entre 1991 y 2011 le costó al país más de $189 billones, lo que equivale al 4% del PIB. Al menos el 30% de estos hechos de corrupción se generan en los trámites que día a día realizan los colombianos (Comisión Nacional Ciudadana, 2014).
  7. La práctica del soborno parece tan arraigada en Colombia que según la Cuarta Encuesta Nacional Sobre Prácticas Contra el Soborno en Empresas Colombianas el 91% de los empresarios participantes consideran que secretamente se ofrecen dádivas para obtener contratos y, según la misma encuesta, los montos pueden alcanzar en promedio el 17.3% del valor del contrato, representando la cruda realidad que el 58% de los empresarios encuestados afirman que “si no se pagan sobornos se pierden negocios” (Universidad Externado de Colombia, 2014).
  8. Con la promulgación del Decreto 1599 del 20 de mayo de 2005, el gobierno nacional estableció para todas las entidades del sector público la obligatoriedad de aplicar el MECI. La cultura de control observada en las entidades analizadas en este trabajo de investigación es débil. Da cuenta de ello el hecho de que 70 % de las entidades seleccionadas, obtuvieron resultados en los rangos “con deficiencias” e “ineficiente”, lo cual indica que los controles implementados para la mitigación de los riesgos identificados al interior de las entidades no están cumpliendo su función. Eso significa que dichas entidades no están comprometidas con el logro del cumplimiento de sus fines como parte del Estado, y deja entrever que los sistemas de control interno han sido implementados como un mero formalismo normativo, y no por la firme y auténtica intención de aportar bienestar a la sociedad.
  9. . Ética y educación son los dos factores claves para que la corrupción deje de anidarse en las estructuras de la sociedad. Actualmente este fenómeno se encuentra exacerbado en Colombia y en el continente americano. La percepción de indignación puede crecer y ese factor deteriora la ética en las bases sociales en dos sentidos: por una parte, incentiva el arribismo y la búsqueda de dinero fácil, por otra, promueve una reacción social en contra. Ese repudio es un factor de gran oportunidad para robustecer un proceso educativo de respeto de lo público, alcanzar la transparencia, el respeto de la legalidad y la probidad como valor. (Ver los 100 puntos sobre “La corrupción en Colombia)
  10. El próximo jueves 6 de septiembre se profundizará en esta temática con la conferencia “La ética empresarial y de los abogados: un camino por recorrer”, la cual invitamos a que asista ya sea a través de Facebook live o presencial en la Universidad Externado.

INSCRIPCIONES: AQUÍ

Más información de la conferencia: AQUÍ

Compartir
Las opiniones y puntos de vista expresados en este Blog son de exclusiva responsabilidad de los autores de cada “Entrada” y no representan ni los puntos de vista de la Universidad Externado de Colombia (en adelante la “Universidad”) ni de su Departamento de Derecho de los Negocios (en adelante el “Departamento”). Se autoriza la reproducción de cualquier parte de los contenidos divulgados solamente con fines educativos, siempre que se cite la fuente.