Prospectiva y derecho :

“No es necesario padecer el futuro, podemos construirlo”

Por: Adriana Castro Pinzón

9 de octubre de 2018
Panel: Prospectiva empresarial: Innovación y IV revolución industrial Foto tomada por: Carolina Corredor, Universidad Externado de Colombia

El pasado 20 de octubre, se celebró en el Externado el III Congreso Internacional de Derecho de los Negocios. Compartimos en seguida las conclusiones del panel sobre la “Prospectiva empresarial: Innovación y IV revolución industrial” en el que participaron Alan Colmenares, CEO de Zwapp, Daniel Peña, Director de la Línea de investigación en comercio electrónico, y Francisco José Mojica, Director del Centro de Pensamiento Estratégico y Prospectiva.

El panel abordó primero reflexiones iniciales para señalar el contexto de la IV revolución industrial, y en la segunda parte se enfocó a los desafíos para Colombia. Entre ellos, el cumplimiento de los supuestos necesario, la empleabilidad, la brecha digital, y la función social de las TICs. Los panelistas compartieron una reflexión individual, como cierre del panel.

Alan inició su intervención con la invitación a ver las herramientas digitales y la innovación con otras perspectivas. Permiten solucionar problemas. Lo primero es identificar qué problemas existen en el mundo y cómo resolverlos. Las TIC podrán ofrecer soluciones alternativas a las existentes u ofrecer soluciones novedosas a problemas no resueltos. Cómo identificar una idea innovadora puede ser difícil, pero hay metodologías para ello.

La IV revolución industrial fue expuesta por el Foro Económico Mundial (World Economic Forum) en 2016. Consiste en un cambio histórico a partir de la implementación de tecnologías digitales interconectadas a los procesos productivos. Para tener un escenario propicio para que Colombia se beneficie de la IV revolución industrial, Francisco José Mojica afirmó que dos instituciones deben converger. De una parte, las Universidades, a quienes corresponde formar profesionales para la era inteligente. De otra parte, los Estados, al formular políticas públicas para impulsar el cambio de una producción analógica a una producción digital. Por supuesto, el Estado y el sector privado deben estar alineados para construir la cuarta revolución internacional.

El Estado y el mercado deben estar alienados para construir la IV revolución industrial. En Colombia hay muy poca inversión por parte de las empresas y unas políticas públicas insuficientes en el sector TIC. La regulación debe promover la inversión del sector privado en poco tiempo y no quedar relegados frente a otros países, considera Daniel Peña. Adicionalmente aclara que lo público, las políticas y los recursos, deben propender por el bienestar general.

Respecto del rol del abogado en el acompañamiento empresarial en el contexto de la IV revolución industrial, el Daniel Peña planteó que el abogado debe pensar con espíritu emprendedor, adentrarse en el mundo LegalTech, y acercarse al mundo de la inteligencia artificial. En últimas, requiere tener el espíritu necesario para lanzarse al nuevo mundo jurídico distinto del tradicional.

Los presupuestos para que Colombia se beneficie de la IV revolución industrial son estudiar qué tecnologías inteligentes se esperan para el futuro y analizar qué tan pertinentes van a ser para Colombia. Con ello, garantizar el talento humano para abordar estas tecnologías desde el ámbito productivo, garantizar una política pública favorable para promover estas tecnologías, el emprendimiento y  privado en pequeña y mediana escala y construir un contexto cultural favorable.

¿Cómo va a ser el trabajo del futuro?

Alan Colmenares considera que la innovación debe buscar un propósito, esto es resolver un problema. Para ello se debe elegir un equipo de trabajo; resolver problemas en equipo es mejor. Crear disciplina a partir de la definición de una agenda diaria, así como el desarrollo de habilidades de computación como la digitación también es relevante. Más aún, Alan enfatizó en el desarrollo de habilidades para buscar la excelencia en resolver problemas; en principio puede ser resolver problemas para un videojuego, posteriormente la habilidad podrá ser reenfocada a la solución de otro problema.

Los empleos del futuro pueden graficarse en una pirámide, para Francisco Mojica. En la cúspide de la pirámide los que no van a desaparecer; la creatividad, la posibilidad de pensar diferente, y pensar soluciones nuevas son habilidades que van a ser necesarias. De otro lado, las actividades repetitivas se encuentran en la base de la pirámide y son las que van a desaparecer. Ello implica retos para la educación superior, formación de los profesionales con áreas como la analítica, nanotecnología, e inteligencia artificial. El profesor Mojica invita a realizar un análisis previo, identificar los empleos que van a desaparecer, y con ello estar preparados cuando llegue el momento.

Sistemas de información, resolución de controversias en línea tiende a automatizarse. Ya no es ciencia ficción.

¿Cómo ejecutar soluciones y cuánto tiempo tenemos?

Francisco Mojica identifica que la implementación de escenarios de gobernanza es lo que va permitir ejecutar y solucionar los desafíos de la IV revolución industrial. La gobernanza es sentar a la mesa a los cuatro actores sociales, Estado, sector productivo, la academia y la sociedad civil. Ahí está la clave de la construcción del futuro. Alan considera que el uso de fondos públicos, por ejemplo dirigidos a las universidades, enfocado a una meta en particular puede lograr la interrelación entre los actores. Otras relaciones pueden ser alianzas, pero no tendría metas específicas ni medibles.

Respecto del tiempo, Alan considera que hay que definir lo que se identifica como meta, si es ambiciosa o específica. Al señalar metas específicas, se puede mejorar la gestión del tiempo. De otra parte, el profesor Francisco Mojica considera que el tiempo es corto para implementar; la sanción de no tomar decisiones y ejecutar pronto será que el futuro próximo nos va a sorprender. Daniel Peña, por su parte, considera que la aproximación temporal puede ser diversa; invita a los estudiantes de las facultades de derecho a que piensen en el corto plazo para formarse en temáticas relacionadas con las TIC, los invita que consulten a sus docentes la incorporación de contenidos sobre prueba digital y contratos inteligentes.

Reflexiones de cierre

Alan considera que el futuro es ambas cosas, asusta y emociona. No estamos obligados a estar en el mundo digital; pero los que deciden incursionar en el mundo digital pueden tener oportunidades muy grandes.

Francisco José Mojica concluyó “no es necesario padecer el futuro, podemos construirlo”; podemos construirlo en aquellos aspectos en los que tenemos gobernabilidad.

Para Daniel Peña, el derecho está entre la sociedad y la tecnología. Teniendo encuentra hacia dónde va la sociedad el derecho permite moldear y definir la tecnología. Lo ha hecho siempre. Por ejemplo, al determinar los efectos o prohibiciones. La función del derecho de orden social no se altera, incluso con las TICs se hace más relevante y necesario. Invita a la nueva generación de abogados apuntar a esa relación entre derecho, sociedad y tecnología.

 

Compartir
Las opiniones y puntos de vista expresados en este Blog son de exclusiva responsabilidad de los autores de cada “Entrada” y no representan ni los puntos de vista de la Universidad Externado de Colombia (en adelante la “Universidad”) ni de su Departamento de Derecho de los Negocios (en adelante el “Departamento”). Se autoriza la reproducción de cualquier parte de los contenidos divulgados solamente con fines educativos, siempre que se cite la fuente.