Blog de la facultad de Derecho

7 de octubre de 2015

La guerra en Siria y la cuestión migratoria: otras realidades que dividen a Europa

Entre enero y agosto de 2015 más de medio millón de personas, principalmente refugiados del conflicto armado interno que vive Siria, cruzaron de forma ilegal las fronteras de los países miembros de la Unión Europea.

Por: Andrés Bodensiek- Investigador Docente CEDIC

Entre enero y agosto de 2015 más de medio millón de personas, principalmente refugiados del conflicto armado interno que vive Siria, cruzaron de forma ilegal las fronteras de los países miembros de la Unión Europea. La cifra casi que se ha duplicado teniendo en cuenta que durante el mismo periodo del 2014 el número de inmigrantes que ingresaron a Europa fue de 280.000 (El Universal, 15 de septiembre de 2015).

La fuente principal de la migración es Siria. La guerra por la que atraviesa ese país de medio oriente hace más de cuatro años ha dejado más de 250.000 muertos (El Tiempo, 2 de octubre de 2015), y con los recientes acontecimientos amenaza con pasar de ser una guerra regional, a una confrontación bélica internacional de grandes proporciones.

La reciente intervención de Rusia luego de que el parlamento de ese país aprobara el uso de la fuerza por medio del apoyo aéreo a las tropas regulares sirias podría ser el primer paso en dicho escalamiento del conflicto (El Mundo, 30 de septiembre de 2015). No en vano recientemente, el máximo jerarca de la iglesia católica, el papa francisco, se refirió a “una especie de tercera guerra mundial combatida por partes (El País, 13 de septiembre de 2015)”.

La intervención de los rusos configura un nuevo teatro de operaciones en el cual se encuentran por un lado, EE.UU., La Unión Europea (principales integrante de la OTAN), y las monarquías petroleras del Golfo Pérsico (sunitas); en el otro bando, compartiendo información de inteligencia para atacar al Estado Islámico (EI) , Iraq, Irán (Chiitas), y las fuerzas regulares de Siria leales a El Asad, encabezados por Rusia y su poderío aéreo (La Jornada, 7 de octubre de 2015).

Las diferencias principales entre las potencias militares radican en la permanencia del Presidente sirio, y en el apoyo que EE.UU. ha dado a los rebeldes opuestos al régimen, y en algún momento al Estado Islámico como lo denunciara a comienzos de este año un portavoz iraní (Rusia Today, 19 de abril de 2015). Este último punto pareció quedar saldado durante la última Asamblea General de Naciones Unidas en la que, luego de una reunión de alto nivel, los mandatarios Obama y Putín, anunciaran el comienzo de diálogos entre las fuerzas militares de ambos países para evitar choques en el terreno y combatir conjuntamente al EI (BBC, 29 de septiembre de 2015).

En este debate el argumento de Rusia sobre la legitimidad de sus acciones por tratarse de apoyo al gobierno constitucional de Siria es ambivalente, pues también es cierto que ni la intervención rusa ni la de Estados Unidos han sido autorizada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, organismo que durante el año en curso no ha emitido ni una sola resolución sobre esta cruenta guerra, al tiempo que las potencias deciden a su acomodo el futuro de la destrozada nación árabe.

No hay que perder de vista los 25 mil millones de barriles de crudo que están como reservas en suelo sirio (Librenet, 13 de septiembre de 2015), ni la responsabilidad que le cabe, por los cientos de miles de refugiados que hoy tocan las puertas de sus fronteras, a Inglaterra, Francia y Alemania países que de la mano de EE.UU, por medio de la OTAN han aupado el conflicto con el manido argumento de la democracia. En este sentido es válida la pregunta que formuló el embajador sirio ante Naciones Unidas, Bashar al-Yafari, “¿Es posible que exista una oposición armada moderada en Francia, el Reino Unido o EEUU? ¿Por qué los occidentales solo aceptan la presencia de los opositores armados en los países árabes? (Librenet, 27 de octubre de 2015)”. Más ejemplos de la doble moral de las potencias occidentales cuando se trata de acaparar recursos energéticos, alimentar su industria armamentista, y proteger sus intereses geoestratégicos.

Fuentes:

  • BBC.  (29 de septiembre de 2015). “Las 4 diferencias fundamentales que enfrentan a Obama y Putin sobre Siria”, en [http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150928_rusia_estados_unidos_obama_putin_encuentro_diferencias_siria_aw]. (consultado el 30 de septiembre de 2015).
  • El Universal. (15 de septiembre de 2015). “La crisis migratoria en Europa en cifras”, en [http://www.eluniversal.com/internacional/150915/la-crisis-migratoria-en-europa-en-cifras].
  • El Tiempo. (2 de octubre de 2015). “El laberinto sirio”, en [http://www.eltiempo.com/opinion/editorial/el-laberinto-sirio-editorial-el-tiempo-3-de-octubre-de-2015/16393691]. (consultado el 30 de septiembre de 2015).
  • El País. (13 de septiembre de 2015). “El Papa clama contra una tercera Guerra Mundial de “crímenes y masacres””, en [http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/13/actualidad/1410617469_677288.html]. (consultado el 30 de septiembre de 2015).
  • (13 de septiembre de 2015). “Siria, 4 años resistiendo al terrorismo imperialista”, en [http://www.librered.net/?p=40484]. (consultado el 30 de septiembre de 2015).
  • Rusia Today. (19 de abril de 2015). “Irán: Aviones de Estados Unidos suministran dinero y armas al Estado Islámico”. en [https://actualidad.rt.com/actualidad/172451-iran-acusa-eeuu-armas-estado-islamico]. (Consultado el 5 de noviembre de 2015).
  • Librenet. (27 de octubre de 2015). “Embajador sirio: ¿Podría existir oposición armada en Francia, Reino Unido o EEUU?”, en [http://www.librered.net/?p=41082]. (Consultado el 5 de noviembre de 2015).

Artículos Recientes