Facultad de Derecho

Generales
4 de junio de 2020

Las causales de los procesos de fusión y adquisición en empresas familiares colombianas

Fuente Imagen: Diseño propio

Perfil del autor: Sara Lucía Rojas Manosalva, Profesional en Negocios Internacionales con distinción Cum Laude de la Universidad Santo Tomas de Bucaramanga, actualmente es candidata a magister en Derecho Internacional con énfasis en los Negocios Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Seminario en negocios internacionales y logística en la Pontíficia Universidade Católica Do Rio de Janeiro, Global Collaboration Certificate – Xculture, developed a high-quality business plan for a multinational company, Cátedra Jean Monnet de Derecho de la Integración Comparado: UE- AL, Diplomado en docencia Universitaria de la Universidad Popular del Cesar. Se desempeño como Asesora de Comercio Internacional en Cámara de Comercio Hispano Colombiana.

Briefing: Es indispensable para las empresas familiares, empezar estableciendo un adecuado protocolo de sucesión y perciban de forma correcta, la posibilidad de fusionarse o de lograr una adquisición, como método de un conveniente desarrollo externo de la compañía. La cual es de gran ventaja para lograr el objetivo de permanecer en el tiempo, y permanecer en tiempos de pandemia.

Palabras claves: Fusión, Adquisición, Empresa familiar, Colombia, Plan de sucesión

Hoy en día, es importante hablar de fusiones y adquisiciones en las empresas familiares en Colombia. se puede decir que, aproximadamente el 80% de las empresas colombianas son de esta índole y generan gran cantidad de empleos a nivel nacional; las empresas familiares juegan el papel más fundamental en la economía nacional. Desde comienzo de año, con la pandemia del Covid-19, está siendo afectada la economía y por eso se puede pensar en la adquisición y fusión de empresas familiares con compañías poseedoras de mayor músculo financiero.

Al observar una cifra tan considerable, se puede pensar de un gran porcentaje de ese 80% tiende a encaminar por fusionarse con otra compañía; para poder lograr o alcanzar metas claras como: Subsistir y permanecer activa en el mercado y no desaparecer, reinventarse en sus actividades, ampliar su nicho de mercado y albergar más segmentaciones en su producto como una estrategia de expansión, con el fin de enfrentar los retos actuales del mercado y permanecer impulsadas.

Fuente imagen: Diseño propio

Por otro lado, la fragilidad de las empresas familiares al no estar preparados a los retos de industria más inteligente y autónoma y la dinámica de la gestión comercial; conlleva a la necesidad de realizar la fusión con una compañía que se encuentre mejor posicionada en el mercado nacional o internacional; con el fin de no desaparecer y seguir subsistiendo tanto con: la marca, el buen nombre, la solidez y trayectoria de la compañía por más años.

A continuación, los vitales motivos que conllevan a la empresa familiar a pensar en fusionarse:

  1. Falta de músculo financiero, para proyectarse a una industria mejor preparada en metodología digital e informática, inteligente y autónoma; con la cual pueda mejorar su sistema de producción y salir del método tradicional de elaboración de los productos o de prestación de servicio.
  2. Problemas de salud del propietario o de alguno de los familiares, quienes ven como primera opción la venta de la compañía a otra, con el fin de obtener un ingreso financiero para el proceso del cuidado de la persona.
  3. Proceso de Divorcio, cuando la familia está en proceso de separación o es disfuncional. esto conlleva a la perdida de interés por aquel capital invertido en la empresa creada junto a su pareja. Porque mantenerla sería un continuo enfrentamiento entre ellos. Y cuando hay divorcio, las partes solo quieren la adecuada repartición de los bienes, sin importar el deterioro del negocio.
  4. Problemas testamentarios, al momento que los creadores o propietarios fallezcan, en este caso, en generan son: Padre y Madre. Cuando esto sucede, ningún hijo aspira a tomar el liderazgo de la compañía. ya sea, porque nunca estuvo envuelto en los conocimientos de cómo hacer, cómo preparar los procesos y/o cómo dirigir la empresa; porque estuvo por fuera del país, estudiando, viajando o trabajando en otra compañía y nunca puso interés en la empresa familiar.
  5. Debilitamiento o cansancio por parte de los propietarios.
  6. Pérdidas en el retorno de la inversión
  7. Miedo al momento de expansión o a la competencia que está estable y apalancada financieramente.

Según estudio de la firma de consultoría Price Waterhouse Coopers (PWC): “El plan de sucesión en las empresas familiares juega un papel muy importante cuando la familia quiere que su legado trascienda. El 60% del total de empresas familiares en Colombia no cuenta con un plan de sucesión”.[1]

La empresa familiar que tiene como propósito la fusión o adquisición de su negocio, ambiciona una adecuada estrategia para mantenerse dentro del mercado.  Por lo anterior, es indispensable, comenzar a soltar los mandos de la administración, la propiedad  y de los procesos del negocio a las generaciones venideras e ir encaminándolas, capacitando y enseñando una adecuada dirección y manejo de la compañía; porque, se hace necesaria una fusión para poder alcanzar los logros y asi poder posicionar mejor la empresa, es necesario oxigenar con personas idóneas y preparadas en los distintos procesos con miras a lograr una industria digital y autónoma en el ámbito global de las compañías. dentro de los retos más importantes de este tipo de empresas están: La necesidad de innovar, un adecuado ambiente economico, regulación, poder lograr una libre competencia local y poder posicionarse como el número uno, que el personal tenga la habilidad y la capacitación necesaria para asumir los retos, poder ampliar su compañía al mercado internacional y/o global, establecer un método para dirimir los conflictos familiares y establecer un apropiado protocolo de sucesión.

Para concluir, se hace indispensable que las empresas familiares comiencen estableciendo un adecuado protocolo de sucesión y perciban de forma correcta la posibilidad de fusionarse o de adquisición, como método de un conveniente desarrollo externo de la compañía. de tal forma que, si la compañía compradora decide crecer o realizar alguna alianza estratégica, podrá adquirir el valor actual neto de la

adquisición como un proyecto de inversión, es decir, que la sumatoria del valor de las dos empresas, sean mayor que la sumatoria de cada una por separado, que sea el resultado de un valor neto positivo. Ninguna empresa se quiere fusionar con el fin de no ganar, toda fusión es una estrategia para ganar. Y dentro de ese valor neto positivo, se comienza a evaluar las tres dimensiones principales de la empresa familiar, las cuales son: la administración, la propiedad y los procesos del negocio; consiguiendo asi una rentabilidad económica adecuada, un buen nombre, una solidez y una adecuada trayectoria en el mercado nacional. Para finalizar, Como dijo el banquero Roger Altman: “Las fusiones de empresas generan sinergias sustanciales”. Entonces, fusionarse siempre será una gran ventaja para lograr el objetivo de permanecer en el tiempo, y permanecer en tiempos de pandemia por el Covid-19.

[1] PWC, 2019. Empresas familiares en Colombia: un legado que trasciende,https://www.pwc.com/co/en/publications/technology/PwCColombiaFamilyBusiness%20(1).pdf

 

Artículos Recientes