Blog de la facultad de Derecho

27 de julio de 2018

¿Qué ha pasado con la ética profesional del abogado en Colombia?

Con los recientes escándalos de las altas cortes de la rama judicial, la burla a la justicia al interior de la Fiscalía por la suplantación de identidad en el caso de Pedro Aguilar y otros episodios de índole empresarial como el de los Panamá Papers en el que se encontraron involucradas prestigiosas firmas del país, hace preguntarnos ¿Qué ha sucedido con la ética profesional del abogado?

Por: Yesmina Morales Nemez

Las conductas venales de magistrados, jueces, funcionarios judiciales, abogados litigantes, que han llegado a conocimiento de la opinión pública, los medios de comunicación, la Justicia Disciplinaria, los órganos de control y la Justicia Penal, crece cada día más (ARTÍCULO “La Ética del Abogado” en Vanguardia.com disponible en: http://www.vanguardia.com/opinion/editorial/407617-la-etica-del-abogado).

Con los recientes escándalos de las altas cortes de la rama judicial[1], la burla a la justicia al interior de la Fiscalía por la suplantación de identidad en el caso de Pedro Aguilar[2] y otros episodios de índole empresarial como el de los Panamá Papers[3] en el que se encontraron involucradas prestigiosas firmas del país, hace preguntarnos ¿Qué ha sucedido con la ética profesional del abogado?

Debido a la regulación escasa e insuficiente que se encuentra de la materia en Colombia se ha venido pasando por alto la importancia de formar a los abogados en integridad y honestidad en el ejercicio del rol social que deben desempeñar. Lastimosamente, a diferencia de lo que sucede con países como los Estados Unidos donde los abogados son llamados a realizar el examen de MPRE para ser admitidos a la Barra de Abogados de algún estado, los abogados colombianos no son evaluados en su aspecto ético como requisito para graduarse de la profesión y son entonces lanzados al mercado sin más interés que el de obtener las máximas utilidades posibles, de la misma manera como se esperaría de un nuevo producto en el mercado. Pero entonces, ¿dónde queda la función social de su labor?

La ley 1123 de 2007 que estableció el Código Disciplinario en Colombia se limita en sus escasos artículos a establecer las faltas de los abogados de una manera abierta lo que ha suscitado fuertes críticas por no cumplir con el principio de legalidad que exige que los preceptos normativos de los que se derivarán sanciones, sean lo suficientemente claros como para poner en conocimiento a los destinatarios de las conductas que de incurrirse generarán como consecuencia una sanción (Corte Constitucional, sentencia C-710 de 2001).  

Más allá de las críticas que pudiesen hacérsele a esta disposición normativa[4], preocupa que en Colombia se regule la ética profesional en el marco de un proceso disciplinario y a través de un código de muy poco contenido del que poco se conoce, pues a no ser que el abogado se vea inmerso en un proceso disciplinario, sea en calidad de demandado o de apoderado, seguramente nunca se cruzará con el contenido de esta disposición. Esto finalmente, hace que se tengan muy pocos incentivos para estudiar la ética profesional como elemento imprescindible para el ejercicio de la profesión, pues en la práctica, sencillamente no resulta “rentable económicamente” destinar una parte del tiempo al estudio de un código perteneciente a una jurisdicción especial, en la que no se piensa participar ni como apoderado y mucho menos como demandado.

La deslegitimación de la profesión del abogado colombiano que cada vez viene siendo mayor, afecta sin lugar a dudas el desarrollo de los negocios dentro y fuera del país. Debe replantearse la forma como viene siendo abordada esta temática por las leyes, la doctrina y la jurisdicción, haciendo énfasis ahora, en la deuda que todo abogado tiene para con la sociedad y demás miembros de la profesión, en miras a restablecer la confianza en la labor de los abogados lo que se logrará cuando se elimine la idea de que un buen abogado es quien gana más o lleva los casos de mayor publicidad. Por el contrario, el abogado que tanto la sociedad como el gremio de los abogados demandamos, es aquél que buscará siempre la justicia del caso en niveles de excelencia e idoneidad desatendiendo las ofertas tentadoras de la corrupción. Especialmente, porque “el ejercicio inadecuado o irresponsable de la profesión, pone en riesgo la efectividad de diversos derechos  fundamentales como la honra, la intimidad, el buen nombre, el derecho de petición, el derecho a la defensa y, especialmente, el acceso a la administración de justicia, así como la vigencia de principios constitucionales que deben guiar la función jurisdiccional como son la eficacia, la celeridad y la buena fe (Corte Constitucional en la sentencia C-290 de 2008).

Para mayor ilustración, te invitamos a inscribirte a la Charla sobre Ética Empresarial que se desarrollará en el mes de julio de 2018 en el marco del Ciclo de Conferencias sobre la EMPRESA de la Esp. Derecho de los Negocios al correo: esp.dernegocios@uexternado.edu.co

 

*La doctora Yesmina Morales es Abogada y Docente del Departamento Derecho de los Negocios de la Universidad Externado. Candidata a doctora en Derecho en esa misma universidad; con LLM en Derecho & Negocios Internacionales de la Universidad de Boston y concentración en Negocios Internacionales de la Universidad de Harvard. Es también miembro de la Barra de Abogados del Estado de Nueva York en los Estados Unidos.

[1] Artículo “Crisis de la justicia y “escándalo” en las altas Cortes: una mirada desde la historia”. Mario Alberto Cajas. Disponible en: http://lasillavacia.com/silla-llena/red-de-la-paz/historia/crisis-de-la-justicia-y-escandalo-en-las-altas-cortes-una-mirada

[2] Artículo “Pedro Aguilar se vuela de la modelo con ayuda de falso fiscal” Revista semana (4 mayo 2018) disponible en: https://www.semana.com/nacion/articulo/con-ayuda-de-falso-fiscal-pedro-aguilar-logro-evadir-a-la-justicia/562623

[3] Artículo“Vuelven los Panama Papers! Estos son los primeros hallazgos para Colombia”. El Espectador (20 jun 2018). Disponible en: https://www.elespectador.com/noticias/investigacion/vuelven-los-panama-papers-estos-son-los-primeros-hallazgos-para-colombia-articulo-795413

[4] Artículo “De la Responsabilidad Profesional del Abogado en el marco del Código Ético” por Marly Tatiana Rincón Cancelada. Universidad Católica de Colombia (Sept 2016).

Artículos Recientes