Blog de la facultad de Derecho

24 de julio de 2018

Prospectiva de la impresión 3D en el sector de la gastronomía

La comida está unida a saberes ancestrales en su forma de cocción y preparación, mezcla de ingredientes; técnicas transmitidas por generaciones y generaciones que hoy generan un sector gastronómico en crecimiento alrededor del mundo en el que se mezclan los platos típicos de cada país, la cocina de autor, las técnicas como la cocina molecular con aplicación de principios científicos así como la recuperación de ingredientes olvidados o la tradición de lugares recónditos.

Por: Daniel Peña Valenzuela

La comida está unida a saberes ancestrales en su forma de cocción y preparación, mezcla de ingredientes; técnicas transmitidas por generaciones y generaciones que hoy generan un sector gastronómico en crecimiento alrededor del mundo en el que se mezclan los platos típicos de cada país, la cocina de autor, las técnicas como la cocina molecular con aplicación de principios científicos así como la recuperación de ingredientes olvidados o la tradición de lugares recónditos.

No todo es lujo y derroche. La realidad muestra que millones de personas a escala global están subalimentadas y muchos seres humanos incluyendo en una mayoría escalofriante niños y bebés fallecen a causa del hambre. La distribución correcta de los alimentos es uno de los grandes dilemas de la humanidad y de los propósitos del milenio de las Naciones Unidas, eliminar el hambre en el marco del fin de la pobreza extrema.

La relación entre el sector gastronómico y la tecnología hace parte de la transformación digital en curso. El movimiento de los Makersvarios años atrás anticipaba la personalización del consumo con la fabricación de productos a la medida, con el color y materiales escogidos por quienimprimía un diseño.

La impresión tridimensional tiene como base un archivo digital en el que aparece el modelo que se transforma mediante un programa informático en un objeto físico a partir de un material fundido.

La impresión 3D ha evolucionado en los últimos años para materializar esa visión sin que se pueda afirmar de una masificación y menos aún que todos estemos con un pie en un almacén para comprar una impresora 3D.

Precisamente esa realidad incentiva la construcción de posibles escenarios futuros que permitan avizorar diversas alternativas de esa tecnología y modelo de negocio que se asoma con potencia en el mundo de la producción industrial en el siglo XXI.

Los nuevos prototipos para diseños en distintos ámbitos se pueden llevar a cabo con menores costos. Las múltiples versiones con elementos complejos aumentan las posibilidades de presentar productos con formas originales a los consumidores.

Las impresoras 3D se usan cada vez con más frecuencia en el universo de la gastronomía, FOOD INK es un restaurante con sedes en varias ciudades del mundo que se promociona como el primer restaurante 3D printing.Se aprecia como la materia prima principal es decir la comida se moldea y mezcla con el apoyo de las impresoras 3D. Las formas y los diseños creados con el apoyo de estas máquinas introduce una nueva dimensión a los sentidos así como la posibilidad de utilizar ingredientes distintos a los tradicionales como algas e insectos.

La utilización masiva de esta nueva forma de impresión -o elaboración de productos gastronómicos se agrega a la discusión respecto de la propiedad intelectual, la tecnología y la comida. Los derechos de autor para proteger recetas; las patentes para proteger mezclas de ingredientes con aplicación industrial así como suficiente novedad y nivel inventivo; los modelos de utilidad para nuevas funcionalidades técnicas en los alimentos y en los instrumentos y herramientas para el arte gastronómico.

En el campo social, la impresión 3D puede ser un instrumento novedoso y efectivo para la lucha contra el hambre ya que la impresión de comida puede servir para fabricar mezclas de alimentos que permitan incorporar ingredientes difíciles de utilizar como proteína obtenida de insectos. Así mismo puede servir para optimizar la fabricación artificial y luego la distribución de alimentos fabricados y personalizados en zonas deprimidas, con sequías o guerras

Artículos Recientes