Facultad de Derecho

Comercio Electrónico
16 de junio de 2020

EDUTECH: LA e-DUCACIÓN EN PROSPECTIVA DE “REINVENCIÓN”

Por: Daniel Peña Valenzuela

  1. La pandemia originada en el virus Covid19 ha traído sorprendentes efectos colaterales, uno de ellos es la aceleración de la transformación digital de los procesos educativos, los formales y los no formales. Los jardines infantiles, los colegios y las universidades, como muchos sectores económicos y actividades han tenido que enfrentar, de manera simultánea, un nuevo escenario de urgencia y cambios. Todos por igual, los centros de aprendizaje de idiomas, de artes marciales, de yoga; los profesores particulares, la asistencia técnica y los programas de training y coaching
  2. La extraordinaria relación Maestro(a)-Discípulo(a) puede estar en un punto de inflexión del cual la Pandemia es solo una causa accidental, entre muchas otras.  La era de la inteligencia predictiva a la que estamos entrando puede convertir a las máquinas (plataformas, aplicaciones y sistemas de información) en intermediarios necesario en la transmisión de conocimiento -más personalizado, pertinente y con mejores métodos de evauación. Durante el ataque de Covid19, hasta los más escépticos de lo digital han tenido que utilizar las plataformas tecnológicas si querían continuar transmitiendo conocimiento.
  3. La transformación digital de la educación, lo que denominamos e-ducación, nos ha recordado que más allá del interés general y colectivo del derecho fundamental a tener una educación de calidad y universal también debe tenerse en cuenta que estamos en un mercado global con libre competencia en el cual más pronto que tarde van a enfrentarse las entidades supervisadas y con autonomía regulada frente a disruptores tecnológicos.
  4. La relación entre lo público y lo privado trasciende la naturaleza de las instituciones que prestan los servicios educativos. La importancia de la educación para la sociedad ha justificado la intervención del Estado pero la autonomía es un pilar en la libertad de cátedra, en la construcción de contenidos pertinentes así como en la evaluación de programas y cursos. La tecnología es una herramienta pero también propicia modelos de negocios y prácticas que se desenvuelven entre el ánimo de lucro y el interés general. Como garantizar que el sentido de lo humano perdomine respecto del mercado…
  5. Por lo pronto, lo público en su competencia de regulación y supervisión determina los cronogramas de actividades, los protocolos de bioseguridad y la manera de llevar a cabo los servicios de educación con relación a las directrices de higiene y salud. La habilitación de clases en línea y la validez de los medios digitales ha permitido una prestación prácticamente sin interrupciones a diferencia por ejemplo, de lo que ha ocurrido en otros servicios esenciales como la justicia y el transporte.
  6. Todos los estudiantes, pero sobre todo los más asiduos a clases y con mayor empatía por sus compañeros extrañan los campus y la infraestructura. La nostalgia ha hecho valorar los viejos métodos de enseñanza a los que estábamos más o menos habituados: enseñanza masiva, clases magistrales, lecciones repetidas y demandas memorísticas más que analíticas. Los profesores confinados resisten con su vocación con clases virtuales frente pequeños recuadros en negro que les recuerdan sus retadores auditorios presenciales así como a manos virtuales que se levantan simbóliamente para pedir la palabra. Los estudiantes se distraen entre quehaceres domésticos y compromisos familiares junto con la atención a las clases. Los métodos de evaluación se convierten en dolor de cabeza de instituciones y docentes sea por la angustia de los involucrados o por la pertinencia de la evaluación misma (cualitativa o cuantitativa).
  7. Las ciencias duras con laboratorios y prácticas se resisten a la adaptación temprana en línea mientras que las ciencias sociales se presentan como más aptas para la no presencialidad. Es cuestión de tiempo para que este fenómeno sea a la inversa. Las ciencias son más afines a la tecnología.
  8. La comunidad académica está conformada por un conjunto interactivo de estudiantes, profesores, investigadores y funcionarios. En todos los niveles se experimenta el impacto de la pandemia: confinamiento, incertidumbre y cambio de hábitos cotidianos. La fortaleza de lo presencial está en esa experiencia humana, profundamente humana de colaboración, de compartir, confrontar, discutir y contraponer ideas, ideologías y prácticas. Muchos estudiantes dudan en seguir sus estudios, en continuar con los mismos y en como lograr reinventarse para la nueva normalidad.
  9. Desde clases de las carreras de las mejores universidades del mundo hasta la mejor tutoría para hacer galletas caseras han servido como experimento de ingeniería social para la transmisión de conocimiento. Para la democratización del conocimiento la pandemia ha demostrado cualidades pero también ha llamado la atención respecto de la conectividad y el acceso como base de la igualdad social y de la necesidad de infraestructura tecnológica como requisito necesario para la verdadera masificación.
  10. No ha sido esta época una experiencia educativa normal sino una vivencia en emergencia. Todo esta nueva realidad ha sido sorpresiva, de temporal ya ha pasado a cierta permanencia. La pandemia trajo aislamiento social forzado, confinamiento obligatorio, ansiedad por la posibilidad de enfermarse, pésimas noticias sobre miles de muertes y la sombra de un enemigo invisible, agresivo y en constante expansión.
  11. La virtualidad forzada no equivale a la virtualidad planeada e imaginada, fruto del avance constante de las Tecnologías y las Comunicaciones. Las formas de aprendizaje de tiempo atrás habían contemplado la digitalización pero nunca habían tenido una experiencia de aplicación tan global. Las experiencias que se están recopilando a escala global van a permitir muestras y análisis empríricos sin precedentes de la nueva e-ducación.
  12. La investigación requiere concentración y tiempo. Ambas variables complejas de conseguir en medio de la incertidumbre sanitaria. Pero las buenas noticias vienen de las ciencias duras, la colaboración se ha convertido en un valor fundamental para el avance en métodos diagnóstios, vacunas y terapias. Cientos de artículos científicos sobre Covid19 se distribuyen en plataformas especializadas sin mayor control de pares pero logrando una difusión de información abierta para lograr el fin común de la humanidad.
  13. La avidez de conocimiento no tuvo límite durante esta emergencia. Probablemente es lo más relevante porque demuestra que hay todavía una esperanza sobre la tierra. La gente quiere seguir aprendiendo cosas, a pesar del confinamiento y del justificado miedo frente al enemigo invisible e incierto. El conocimiento es una herramienta para racionalizar las emociones encontradas pero también un apoyo en la búsqueda de nosotros mismos. La educación mantiene su eminencia como forma de pensar y repensar colectivamente los fenómenos. También es de resaltar la generosidad de muchos depositarios de conocimiento que de manera generosa y sin “monetización” se han movilizado en los más disímiles ámbitos de la vida para transmitir y entregar conocimiento. En redes sociales o mediante las plataformas de comunicaciones se volcaron muchos educadores improvisados a transmitir conocimientos, en todo ser humano reposa un profesor aunque a la larga es la vocación la que mantiene la perseverancia.
  14. El futuro de la educación que se avecina será precisamente que todos vamos a ser profesores de todos y siempre, gracias a las TIC. Se rompe esa línea delgada de Maestro-alumno; todos tenemos algo para enseñar y la tecnología lo permite. Logos junto con τεχνολογία para que todos de manera constante logremos habilidades y capacidades pertinentes para nuestra amistad o enfrentamiento próximo con las máquinas.
  15. Desde luego, como era esperado los profesionales en la transmisión y recepción de conocimiento es decir, colegios y universidades así como los estudiantes formales de esas instituciones mostraron resiliencia y respuesta efectiva para seguir de la mejor manera posible las actividades sin mayor afectación.  Las mejores Universidades del mundo tenían acuerdos hace tiempo con plataformas de educación virtual en las cuales publicaban cursos, algunos exitosos y con un número significativo de alumnos pero sin comparación posible con los cursos tradicionales. El peso de tener una fuerte afluencia de estudiantes extranjeros hace más apremiante tener alternativas virtuales. Los costos de desplazamiento se suman a los costos en matrículas por lo cual el elitismo se tornaba en carácterístico de la mejor educación.
  16. La emergencia de salud ha traído consigo la adaptación de plataformas de comunicación digital para labores pedagógicas lo cual ha sido fructífero a corto plazo pero abre la puerta a las nuevas tecnologías realmente aplicadas y diseñadas para la educación. Lo remoto se confunde con lo virtual. Acaso nos vamos a saltar un cambio que iba a tomar una o dos generaciones. La introducción de la e-ducación remota será la norma a partir de ahora y el ideal de la virtual se convierte en el objeto de la investigación y desarrollo en la educación.
  17. La Investigación y desarrollo es carácterístico de muchas industrias y sectores comofarmacéutico, alimenticio, medicina pero no es tan usual que colegios y universidades tengan Departamentos o Secciones de Investigación para mejorar sus prácticas, métodos y herramientas.
  18. La inversión en desarrollo e investigación sobre herramientas y metodologías virtuales anticipará quienes estarán en los primeros ranking internacionales en una década de e-ducación.  Esa Inversión en investigación deberán hacerla colegios y universidades so pena de que aparezca un floreciente sector EDUTECH que las reemplace o al menos rivalice. Al igual que existen laboratorios para las ciencias duras es necesario hacer experimentación constante en los lenguajes, métodos y tecnologías. La innovación no se improvisa sino es el fruto de visión, planeación, recursos y efectividad. Es el momento del cambio no solo de conservar o mantener, el sistema educativo debe reinventarse al mismo paso de la sociedad, la cultura, la economía y la tecnología.
  19. La personalización es una tendencia en el consumo digital y pronto marcará de manera indeleble a la e-ducación. Todo estudiante merece un tutor. Cada ser humano, cada perfil, cada uno de nosotros amerita un proceso educativo con tutoría específica y continua a través de la vida. Los sistemas de información predictivos e inteligentes permitirán anticipar caminos, vocaciones y orientaciones profesionales. Las conferencias y cátedras multitudinarias (de más de cinco estudiantes!) se reservarán a algunos Maestros que tendrán el reto de captar las nuevas audiencias y opinarán de lo divino y lo humano, literalmente! El sector público y privado en la educación requiere más que nunca visionarios, talentos y líderes no solo como profesores o burócratas sino también como directivos. El verdadero educador no se improvisa es un transformador.
  20. Se anticipa el surgimiento de un subsector disruptivo y emergente EDUTECH similar a lo que está ocurriendo en el sector financiero con las finTech y los servicios legales con el LegalTech, entre otros. Los métodos de Edutech deben corresponder a un cambio generacional para nativos digitales que utilizan para todo lo digital. Nuevos actores con el apoyo de herramientas tecnológicas, nuevas ideas y capital para entrar en el mercado de los servicios educativos que es cada vez más global y competitivo.
  21. Como en otros sectores, en la educación es momento de planear fusiones (Incluso transnacionales) que permitan lograr mayor músculo financiero o tecnología para competir. También adquisiciones de entidades educativas en crisis que permitan salvar a la débiles y a las fuertes complementar los portafolios de oferta. No se deben descartar los consorcios y asociaciones nacionales e internacionales para emprender proyectos comunes por ejemplo, laboratorios, espacios de colaboración creativa, aplicaciones o plataformas tecnológicas que permitan a varias universidades tener tecnologías robustas y acercarse verdaderamente al aprovechamiento de las tecnologías emergentes, en particular en temas retadores como la inteligencia predictiva. La Universidad como tal debe poder generar la verdadera interdisciplina entre ciencias duras y sociales; ingeniería, diseño y derecho, biología y física, lenguaje y música.
  22. La combinación de ladrillos y software que permite una mezcla de educación presencial y e-ducación lo cual permite una optimización de recursos y tiempo, más allá de la pandemia sanitaria que experimentamos. La arquitectura cambia, los espacios deben ser menos rígidos. El emprendimiento comienza por casa, en la tolerancia al cambio, a la disrupción y es necesario que el ADN de la innovación comience al poner el primer pie en los campus inteligentes. Las capacidades y habilidades de los profesores (con la extraordinaria combinación de lo práctico y lo académico) deben ser objeto de actualización permanente. La evaluación de conocimientos no puede repetir prácticas centenarias.
  23. No es fácil combinar la experiencia necesaria en los docentes con la relativa incompetencia para las herramientas más avanzadas pero es vital conservar y retener la experiencia. Docencia con juventud cronológica pero siempre de con jóvenes de espíritu y con apertura al nuevo conocimiento, sin miedos y temores a la tecnología, al mercado, a los nuevos modelos sociales y de negocios. (nova et vetera).
  24. La pertinencia del humanismo frente a estos retos es mayúscula, siempre ha sido y será el fin últimoa de la actividad más antropocentrista que existe. La e-ducación es la utilización de las mejores herramientas para lograr los mejores seres humanos. En algunas universidades norteamericanas se han iniciado acciones judiciales para recobrar parte de los costos de la matrícula y de los gastos académicos. Lo que demuestra una paradoja generacional: los más jóvenes no aceptan en la educación la misma equivalencia entre lo virtual y lo presencial que si aceptan en muchas otras actividades como el ocio o la diversión. También puede ser un llamado frente los crecientes costos a escala local para educarse bien. La educación para la inmensa mayoría requiere audacia y sentido democratizador.  Más allá de la profesionalización y burocracia que caracterizan el sistema educativo actualmente lo cierto es que aún ser profesor a largo plazo es cuestión de vocación y amor genético por las nuevas generaciones. Mientras exista alguien dispuesto a ser profesor, la humanidad tiene esperanza frente a si misma, frente al desafio de las máquinas, frente al irracionalismo que produce la demagogia, el populismo y las debacles económicas (como la de la próxima década…).
  25. La educación será protagonista del siglo XXI, es uno de los caminos de esperanza en lo humano pero será necesario que sea pertinente, universal, humanista, democrática, ecológica y tecnológica (se acuerdan del Renacimiento…). EDUTECH y e-ducación marcarán el fin y el principio de colegios y universidades logrando dotar a las competencias de las Industrias del futuro, apuntando a la universalidad, a la educación continuada para todas las generaciones. Los modelos de negocios transnacionales, la plataformas gratuitas de educación de alta calidad y la personalización creciente… la educación remota del Covid19 abrió la Caja de Pandora….

Referencias

Image by Mediamodifier from Pixabay

 

Artículos Recientes