Facultad de Derecho

Uncategorized
18 de febrero de 2020

Especialización en Innovación Legal: un Programa de reingeniería para el abogado que requiere el Siglo XXI

Para los abogados, las noticias de cómo los avances tecnológicos están incursionando en las labores desarrolladas en la práctica de la profesión resultan cada vez más desconcertantes. En ese sentido, son conocidos los informes como el de Deloitte Insight UK, según el cual en los próximos 20 años cerca de 114.000 puestos de trabajo en el Reino Unido relacionados con la actividad legal serán automatizados[1], o el empleo por parte de JP Morgan Chase del programa COIN, por Contract Intelligence, para el análisis de prestamos comerciales, haciendo en segundos lo que le tomó 360.000 horas al equipo legal y agentes de préstamo.[2]

Pero antes de comenzar a presagiar escenarios apocalípticos con respecto al futuro del ejercicio del derecho y el supuesto desplazamiento inminente de los abogados por la inteligencia artificial, como una especie de ctrl+alt+delete, se debe ser muy ponderados para determinar lo que realmente está ocurriendo y para donde se dirige el curso de nuestra profesión, pues hay una corriente según la cual la aplicación de la IA se realizará de una manera lenta y paulatina, por el momento solamente empleándose para realizar trabajos mecánicos y repetitivos.[3]

En este orden de ideas, renombrados futuristas del derecho como Richard Susskind, quien lleva varias décadas alentando el uso de la tecnología en todos los aspectos del ejercicio del derecho, no anticipa ningún cambio fundamental en los próximos dieciocho a veinticuatro meses, pero en la medida en que nos adentremos en esta década los efectos de la IA serán cada vez más generalizados, transformadores e irreversibles.[4]

Así las cosas, hasta el momento la inteligencia artificial se ha empleado en el área legal sobre todo para adelantar labores monótonas, las cuales ha realizado con una reducción considerable de tiempo y costos. Por ende, actualmente las firmas emplean la tecnología en ese tipo de gestiones cumpliendo rápidamente los requerimientos de los clientes, generando de esta manera una considerable delantera con respecto a aquellas otras firmas que mantienen las prácticas tradicionales.[5] De esta manera, eventualmente,va a ser un duelo entre arcos y flechas contra armas de fuego automáticas.

Conscientes de la ventajas que les puede aportar la tecnología, cada vez son màs las firmas que recurren a herramientas como ROSS, considerado como el primer abogado de inteligencia artificial (IA) del mundo. En el 2016 empezó a ser utilizado en la firma Baker Hostetler, y un año después ya era empleado en diez.[6]

En todo caso, la idea no es limitarnos a aplicar la tecnología para automatizar procesos, eso únicamente representa la punta del iceberg y una utilización muy restringida del potencial disponible. El reto estará en saber como apalancar un instrumento totalmente versátil para innovar el ejercicio del derecho en formas que antes simplemente eran imposibles.[7]

Esta es una de las razones por las cuales, la metodología con la que se aborda la enseñanza de esta temática es más que todo pragmática e intuitiva, al estilo de los Exponential Innovations, AI, and Law Bootcamps organizados por el Codex, el Centro de la Universidad de Stanford para la Informática Legal, en donde se plantea la viabilidad de varios servicios legales diseñandos a la medida de las necesidades derivadas del uso pervasivo de la tecnología. En la foto Roland Vogl, director ejecutivo de Codex, los expositores Jay Mandal y Dan Lima.

 

Mientras algunos abogados continúan en la etapa de negación, otros en lugar de considerar a la tecnología como una amenaza, buscan aprovechar las oportunidades, para lo cual tenemos que reinventarnos. Precisamente, aquellos que logran superar la barrera del escepticismo, se han asociado con ingenieros, matemáticos, economistas, etc., surgiendo una cantidad representativas de legal start ups, tales como:

Icertis. En el 2019 recaudó US$ 115 millones en inversión. Consiste en una plataforma que resuelve problemas de gestión de contratos a través de inteligencia artificial en la nube. Mediante algoritmos avanzados, Icertis ayuda a sus clientes a acelerar los ciclos comerciales aumentando la velocidad en la elaboración de los contratos. Dentro de las empresas que han recurrido a los servicios de esta legal start up para gestionar 5,7 millones de contratos en más de 40 idiomas en cerca de 90 países se encuentran 3M, Airbus, Cognizant, Daimler, Microsoft y Roche.[8]

Disco. Consiguió el año pasado USD$83 millones en inversiones. Es un líder reconocido en el campo de las legaltech. Sus soluciones modernizan la práctica del derecho con inteligencia artificial y computación en la nube, para que los abogados puedan mejorar la prestación de sus servicios en eficiencia y contenido. Dentro de sus principales clientes se encuentran departamentos legales corporativos en servicios financieros, farmacéuticos, aeroespaciales, tecnológicos y la mayoría de las principales firmas de abogados de EE. UU.[9]

CrowdJustice. Debido a que mucha gente del común en Inglaterra no puede acceder a una asesoría legal de buena calidad, esta situación es un foco constante de injusticia. Para balancear dicho desequilibrio, esta legal startup selecciona casos de interés público, recurriendo a los ciudadanos para financiarlos. A través de esta plataforma, las personas pueden recaudar fondos para sus asuntos legales y construir una comunidad de apoyo a medida que incursionan en el sistema legal.[10]

Ante este escenario, en la Universidad externado de Colombia hay una disposición constante por mantener el contacto entre los programas académicos con el mundo tal cual se nos presenta con sus realidades y sus transformaciones. Es así como a través de la Especialización en Innovación Legal, aprobada por el Ministerio de Educación Nacional a través de la resolución 15526 del 18 de diciembre de 2019, la Universidad continúa cumpliendo con su misión.

Específicamente, el departamento de Derecho de los Negocios ha venido creando conciencia de la capital importancia de un mayor acercamiento del abogado a la cultura digital. El profesional del derecho como agente de cambio social debe estar al tanto de estos desarrollos para cumplir de manera óptima con su gestión, identificando a la informática cognitiva como herramienta para ello y dominando la técnica de su utilización, interiorizando conceptos cada vez más relevantes en la sociedad como Blockchain, Internet de las cosas, Big Data, smart Contracts, cloud computing, entre otros.

La Especialización en Innovación Legal tiene como objetivo primordial el de generar una nueva consciencia en ámbito del ejercicio del derecho, facilitando la canalización de sinergias entre la mente humana y los avances tecnológicos, de tal manera que los profesionales que realicen el programa estén en condiciones de sacarle el mayor provecho a la inteligencia artificial.

El plan de estudios fue diseñado teniendo presente que los empleadores, entendiéndose por tales, firmas, empresas, gobierno, clientes, en general, deberán buscar abogados que no solo sean técnicamente competentes, sino que tengan un conjunto de habilidades más amplio.

CONTENIDO DEL PROGRAMA

Globalización y Nueva Economía

Tecnología legal

Codificación para abogados: Introducción y Aspectos básicos

Codificación para abogados: Nivel avanzado

Análisis prospectivo del derecho

Ciberseguridad corporativa

Blockchain

Aplicación empresarial de los contratos inteligentes

La inteligencia artificial aplicada en la resolución de conflictos

Estructuración de Gobierno Corporativo basado en Blockchain.

Transacciones e Ingeniería de Inteligencia Artificial

Ética en la era Digital

Cumplimiento normativo en la práctica del derecho

Tecnología aplicada al ejercicio profesional del abogado

Innovación

Protección e incentivos a la innovación

Emprendimiento

Tecnología de financiamiento

Marco jurídico de las sociedades BIC y de las industrias creativas

 

El profesional especialista en innovación legal podrá aplicar su conocimiento a la era digital. Nuestros egresados estarán en capacidad de codificar, sabrán como resolver conflictos con el apoyo de inteligencia artificial, como también estarán en condiciones de plantear marcos de innovación y emprendimiento para las respectivas áreas en las que se desempeñen. Por lo general, harán partes de los departamentos legales de empresas digitales, de comunicaciones, como también firmas de abogados especializadas en este campo.

Por último, debe tenerse presente que a mediano plazo el escenario es que los abogados estaremos experimentando una etapa hibrida en dónde nuestro aporte creativo y estratégico no perderá vigencia, sino que, por el momento, consistirá en una carrera por generar valor agregado a nuestros clientes que exigen una respuesta correcta, en tiempos record y a una fracción del costo que se solía facturar, lo cual es posible cumplir con el uso de la tecnología. Así las cosas, lo que si puede ocurrir prontamente es que los abogados que se apoyen en la inteligencia artificial desplacen a aquellos que no la consideren necesaria.

 

 

 

 

Para mayor información:

Facultad de Derecho

Departamento de Derecho de los Negocios

Carrera 1ª No. 12-53, 4º piso, Bogotá D.C. PBX. (1) 3537000/3420288/344 2500/2826066 / Ext. 1091 – 1093

dernegocios@uexternado.edu.co

*Luis Alfonso Gómez Domínguez

 

 

 

Luis Alfonso Gómez Domínguez

Abogado de la Universidad Externado de Colombia. Especialista en Derecho Financiero de la Universidad del Rosario, Máster en Negocios Internacionales y Gerencia de la Universidad de Westminster en Londres, curso de Estrategias de Negociación Internacional de la Universidad de Cambridge, formó parte del equipo legal de Motorola en Inglaterra. Miembro del Subcomité de Practicas Mercantiles de la CCI, en donde participa en la redacción de los Principios para las Negociaciones Internacionales. Realizó el programa certificado en Enseñanza e Investigación en Negociación en la Kellogg School of Management, Northwestern University. Autor del libro Negociación Internacional – Enfoque Estratégico.

Actualmente se desempeña como abogado asociado de la firma Rincón-Cuellar con amplia experiencia en resolución amigable de conflictos, conciliador del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá  y docente investigador del Departamento de Derecho de los Negocios de la Universidad Externado de Colombia, dictando entre otras materias, la asignatura estrategias de negociación en las especializaciones de Contratación Internacional y Derecho de los Negocios. Candidato a PhD de la Universidad de Tilburg (Inteligencia Artificial aplicada al Diseño de Resolución de Conflictos).

Email de contacto: luis.gomez01@uexternado.edu.co 

 

 

[1]https://www2.deloitte.com/uk/en/pages/financial-advisory/articles/the-case-for-disruptive-technology-in-the-legal-profession.html

[2] https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-02-28/jpmorgan-marshals-an-army-of-developers-to-automate-high-finance

[3] https://www.nytimes.com/2017/03/19/technology/lawyers-artificial-intelligence.html

[4] On line courts and the future of justice. Richard Susskind. Oxford University Press. 2019. Oxford.

[5] https://www.forbes.com/sites/cognitiveworld/2019/02/09/will-a-i-put-lawyers-out-of-business/#410791531f00

[6] Catherine Nunez, Artificial Intelligence and Legal. Ethics: Whether AI Lawyers Can Make Ethical Decisions. 20 Tul. J. Tech. & Intell. Prop. 189 (2017).

[7] Tomorrow´s lawyer. An Introduction to your future. Second Edition. Oxford University Press. 2017. Richard Susskind.

[8] https://www.forbes.com/sites/louiscolumbus/2019/12/22/top-25-ai-startups-who-raised-the-most-money-in-2019/#2b54bd6e229b

[9] https://www.builtinaustin.com/2019/01/24/disco-raises-83m

[10] https://www.forbes.com/sites/alisoncoleman/2019/08/18/four-lawtech-startups-transforming-the-way-the-legal-sector-operates/#4a826417545e

Artículos Recientes